Saltar al contenido

Chihuahua cabeza de venado temeroso

Chihuahua cabeza de venado temeroso: 10 señales inconfundibles

Chihuahua cabeza de venado temeroso: 10 señales inconfundibles

Al igual que nosotros, los humanos, nuestros amigos de cuatro patas pueden tener miedo a determinados estímulos, sobre todo si se encuentran en una situación negativa o especialmente estresante que les hace sentirse incómodos. Los chihuahuas cabeza de venado pueden tener miedo a los ruidos, a las personas, a su propia especie, a otros animales, a la calle o a muchos otros estímulos.

Sin embargo, hay que entender que el miedo es un sistema adaptativo, ya que permite a los seres vivos mantenerse alerta ante posibles peligros en su entorno, evitando el contacto innecesario con los riesgos y peligros percibidos. Las respuestas fisiológicas en estos casos son luchar o huir. Si notas que tu perro está especialmente temeroso últimamente, es fundamental que lo lleves al veterinario para descartar que la causa del comportamiento sea algún problema de salud.

En este artículo de chihuahuacabezadevenado te explicamos cómo reconocer a un chihuahua cabeza de venado temeroso: 10 señales inconfundibles que te ayudarán a reconocer cuando tu amigo de cuatro patas sufre de miedo y ansiedad.

¿Por qué tienen miedo los perros?

El miedo es una emoción que tiene una función adaptativa y aparece cuando el perro percibe un peligro inminente. Sin embargo, debe distinguirse de la ansiedad, que es un estado crónico de alerta, o de las fobias, que no son adaptativas y hacen que el perro reaccione de forma totalmente descontrolada, incluso en situaciones que no representan un peligro real. Si un perro tiene miedo, puede quedarse quieto, intentar escapar o incluso atacar.

Causas del miedo en los perros chihuahua cabeza de venado

El miedo puede deberse a una socialización incorrecta, durante la cual el chihuahua no fue presentado con todos los estímulos con los que tendrá que convivir una vez que llegue a la edad adulta (personas, animales, ambientes, lugares, sonidos, etc.), a su composición genética[1] o a sus experiencias. Además, el miedo afecta directamente a la salud del perro, y un estudio demuestra que los perros que tienen miedo o sufren ansiedad crónica son más propensos a padecer diversas enfermedades y tienen una menor esperanza de vida[2].

Cuando hablamos de la experiencia nos referimos a experiencias traumáticas, enfermedades que han causado mucho dolor y una asociación negativa de diferentes estímulos, como el veterinario, los golpes y los gritos si ha sido maltratado. En cualquier caso, puede valer la pena consultar a un etólogo para saber cómo tratar a su cabeza de venado y cómo ayudarle a controlar los episodios que le causan miedo y preocupación.

Síndrome de privación sensorial

La afección aparece en cachorros que han vivido completamente aislados del entorno durante el periodo de socialización, creciendo sin su madre y el resto de la camada o en entornos carentes de estímulos. Como resultado, en la edad adulta, los perros mostrarán pánico general ante cualquier estímulo.

¿Cómo saber si un chihuahua cabeza de venado tiene miedo?

Para entender que un cabeza de ciervo tiene miedo, en primer lugar es imprescindible conocer el lenguaje corporal de los perros, ya que de lo contrario será muy difícil identificar, reconocer e interpretar sus posturas y movimientos para saber si está relajado, contento, asustado, enfadado o estresado, por ejemplo.

En primer lugar, hay que tener claro que cada perro es único y tiene su propia personalidad, por lo que no se puede generalizar. Precisamente por eso no es posible elaborar un manual para entender a los chihuahuas y sus gestos y movimientos, ya que cada uno tendrá los suyos propios, al igual que nosotros los humanos. Sin embargo, hay algunos signos muy evidentes y comunes a la mayoría de los perros que pueden ayudarle a entender que está tratando con un perro temeroso o extremadamente tímido.

A continuación te mostramos las 10 señales que te ayudan a darte cuenta de que un perro tiene miedo.

1. Chihuahua  con el rabo entre las piernas: significado

Sin duda, el primer y más evidente síntoma que ayuda a entender que un perro tiene miedo es el rabo entre las piernas o mantenido bajo. Además, los movimientos exagerados o demasiado nerviosos pueden considerarse un gesto de ansiedad y ser sinónimo de estrés.

2. Cabeza de venado con las orejas caídas: significado

Las orejas caídas o pegadas a la cabeza también son síntomas fácilmente reconocibles del miedo en los perros. Son típicas tanto de los perros que adoptan posturas sumisas y temerosas como de los que reaccionan de forma agresiva porque tienen miedo. Para más información, consulte el siguiente artículo: ¿Por qué el perro mantiene las orejas bajas?

3. Crouching dog: significado

Si un chihuahua tiene miedo, es probable que se agache y camine de la misma manera. Esta posición indica que el perro no sabe cómo reaccionar y no se siente seguro en un entorno tranquilo como el hogar, donde hay casi exclusivamente estímulos positivos.

4. Chihuahua cabeza de venado escondido: significado

Este es un comportamiento muy común en un perro temeroso o que tiende a asustarse fácilmente. Si no reconoce algo o si se siente en peligro, el animal intentará ponerse a salvo, esperar a que pase el peligro y que todo vuelva a la normalidad.

5. Chihuahua que se escapa: significado

Chihuahua cabeza de venado temeroso: 10 señales inconfundibles 1
Chihuahua cabeza de venado temeroso: 10 señales inconfundibles 1

En una situación de peligro inminente, el perro intentará escapar y buscar un lugar donde se sienta seguro. Huir es una forma de evitar el peligro o de escapar de los estímulos que le preocupan, como las peleas con sus compañeros.

6. Señales de calma de los perros

Los perros transmiten varias emociones con su lenguaje corporal y algunas de ellas se conocen como señales de calma o señales tranquilizadoras. Se trata, por ejemplo, de lamerse, bostezar constantemente, entrecerrar los ojos, agacharse, apartar la mirada y mirar a la gente de reojo.

7. Posturas del perro sumiso

La sumisión en los perros es una respuesta adaptativa que les ha permitido establecer una jerarquía específica y sobrevivir en manadas. Es importante destacar que dentro de un grupo de perros que conviven existen jerarquías variables que no siempre siguen un patrón lineal. Las posturas de sumisión aparecen regularmente en las relaciones entre individuos de la misma especie (la sumisión es intraespecífica, es decir, sólo se da entre miembros de la misma especie).

Un perro adopta estas posturas voluntariamente cuando reconoce a un individuo dominante, dejando claro que sabe que es él quien es superior. Sin embargo, en algunos casos extremos, un perro puede adoptar posturas de sumisión si se encuentra en una situación de gran estrés y miedo. En estos casos, estas posturas van acompañadas de señales de calma y de las demás señales indicadas en la lista.

8. Chihuahua cabeza de venado tembloroso y tenso

Una situación de alto estrés que provoca mucho miedo en los perros provoca rigidez muscular. Un perro asustado tiene los músculos tensos y puede incluso temblar si el estado se agrava. En situaciones más graves, el perro puede incluso permanecer inmóvil.

9. Micción involuntaria en chihuahuas

La micción causada por el miedo es diferente de la micción por sumisión. Un perro que está muy asustado se orina involuntariamente porque no puede contenerse. Si tu perro se hace pis cuando le gritas, es una clara señal de que está tan asustado que pierde el control de sus vías urinarias.

Sin embargo, en casos más graves, su perro puede llegar a defecar y vaciar las glándulas perianales si sufre mucho estrés y miedo. Por eso es fundamental eliminar cualquier castigo físico y utilizar al máximo el refuerzo positivo para educar y estimular a su perro cognitiva, emocional y socialmente.

10. Estereotipos

En las situaciones más extremas, si los perros se exponen con frecuencia a entornos y situaciones negativas y viven con miedo, estrés y ansiedad crónicos, pueden desarrollar estereotipias, actitudes muy peligrosas para su salud.

Las estereotipias son comportamientos que se repiten de forma repetitiva e incesante, por tanto, obsesiva. Los estereotipos más comunes que se observan en los animales son los siguientes: perseguirse y morderse la cola unos a otros, morderse o lamerse en exceso, ladrar incesantemente, perseguir insectos que en realidad no existen, etc.

Agresión por miedo en los perros

En algunos contextos, el miedo puede llevar a los perros a comportarse de forma agresiva (agresión defensiva). Si el perro se encuentra en una situación difícil y negativa en la que se siente en peligro, puede aparecer la agresividad como mecanismo de defensa.

La agresividad por defensa aparece en perros que no pueden hacer frente a una situación de miedo intenso y no saben cómo reaccionar o qué hacer en este contexto. Así, ante un peligro inminente, el instinto de supervivencia, presente en todos los animales, incluidos los humanos, les lleva a actuar de forma agresiva.

La agresividad por miedo en los perros puede reconocerse observando ciertos signos y movimientos corporales o incluso ciertos comportamientos:

  • Mostrando los dientes
  • Cabello erguido
  • Rigidez muscular
  • Ladridos fuertes, rápidos y constantes
  • Gruñidos
  • Jadear demasiado
  • Gritos o gemidos

La agresividad causada por el miedo en los perros es un problema de comportamiento grave que debe resolverse lo antes posible porque está en juego la salud y el bienestar del perro y de las personas que le rodean. un perro que sufre este problema puede reaccionar de forma exagerada e incluso hacer daño a las personas que quiere.

En estos casos, sin embargo, hablaríamos de agresividad redirigida, por la que el perro no puede o no sabe atacar físicamente el estímulo que le asusta y acabará mordiendo otras cosas de su entorno, como sus cuidadores o sus juguetes. No se trata de un comportamiento derivado de la maldad (ningún animal es malo por naturaleza), sino de un miedo excesivo, a consecuencia del cual el perro es incapaz de comportarse de forma equilibrada.

Si notas que tu perro es especialmente miedoso, se asusta con facilidad y/o presenta uno o varios de los síntomas mencionados anteriormente, llévalo al veterinario para ver si está bien y para averiguar si hay alguna enfermedad detrás de este comportamiento.

Te recomendamos que busques el apoyo de un etólogo

Una vez descartadas las posibles causas patológicas, te recomendamos que busques el apoyo de un etólogo canino para averiguar qué ha desencadenado los problemas de miedo y comportamiento de tu perro y conocer las normas específicas para ayudarle a mantenerse bien.

Si deseas leer más artículos parecidos a Perro miedoso: 10 señales inequívocas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Problemas de conducta.

Fuentes

B. G. Dias, K. J. Ressler, Parental olfactory experience influences behavior and neural structure in subsequent generations Nature Neuroscience 17, 89-96 (2014)
N. A. Dreschel, The effects of fear and anxiety on health and lifespan in pet dogs, Applied Animal Behaviour Science, Volume 125, Issues 3-4, July 2010, Pages 157-162