Saltar al contenido

Vacunas para Chihuahua Cabeza de Venado, guía y consejos

Vacunas para chihuahua Cabeza de Venado, guía y consejos

Vacunas para Chihuahua.

Desde que nuestro cachorro chihuahua cabeza de venado está en la barriga de su madre, comienza a adquirir parte de la inmunidad que probablemente llevará consigo durante toda su vida.

Las mejores ideas de regalo para el dueño de un chihuahua

La salud del perrito es atacada en todo momento por microorganismos que, la mayoría de las veces, ni siquiera podemos ver.

Por lo tanto, es bueno hacer todo lo posible para ayudarle a defenderse de estos posibles invasores patógenos.

Evidentemente, para estar seguro de ser totalmente eficaz en esto, hay que recurrir a una figura profesional, que es el veterinario, que sabrá aconsejarle y administrarle todas las terapias necesarias.

Primeros profilaxis

Las primeras profilaxis se realizan a los pocos días del nacimiento.

Comienza con la primera desparasitación, ya que casi todos los cachorros sufren infestaciones del intestino por áscaris, parásitos que parecen pequeños gusanos.

Pero no hay que preocuparse, ya que el problema se resuelve completamente tras dos dosis de vermífugo, salvo casos excepcionales.

Las administraciones deben hacerse una a los veinte días y la otra a los veinticinco días de la primera.

Para asegurarse de que la desparasitación ha tenido éxito, es aconsejable, cuando el cachorro tenga dos meses, llevar una muestra de heces a su veterinario para comprobar que los ascárides han sido completamente erradicados.

Vacunas actuales

Las vacunas actuales son muchas, algunas de las cuales son obligatorias, otras opcionales y otras muy recomendadas para quienes viven en determinadas zonas endémicas donde un patógeno o parásito característico puede estar muy presente.

Las primeras vacunas para el Chihuahua Cabeza de Venado deben realizarse normalmente en un perro de unas 7 semanas de edad; cada veterinario puede seguir un protocolo de vacunación diferente, por ejemplo puede preferir dar una inyección de pentavalente, mientras que otro puede preferir darlas por separado en momentos diferentes.

Normalmente el plan de vacunación rutinario consiste en una primera inyección para la Parvovirosis, el moquillo, el Adenovirus y la Parainfluenza, con un refuerzo a la duodécima semana del sujeto.

El moquillo es una enfermedad transmitida por el morbillivirus, que puede provocar problemas gastrointestinales, respiratorios y nerviosos en nuestro perro.

La parvovirosis, transmitida por el parvovirus, provoca una gastroenteritis hemorrágica, altamente infecciosa.

El adenovirus, por su parte, provoca una hepatitis contagiosa sobre todo en individuos jóvenes (de tres a doce meses de edad).

Normalmente, el primer refuerzo se añadiría a la vacunación contra la leptospirosis, pero en los chihuahuas cabeza de venado y chihuahuas en general esto podría desencadenar reacciones alérgicas debido a la hipersensibilidad a los componentes constitucionales de la vacuna, tal vez debido a una simple predisposición de la raza.

Por lo tanto, se suele recomendar hacer la inoculación de ésta en una fecha posterior, pero esto siempre será recomendado por su veterinario.

Refuerzo de Vacunas

Vacunas para chihuahua Cabeza de Venado, guía y consejos 1

El refuerzo de estas vacunas se realizará entonces cada doce meses, para asegurar la cobertura inmunitaria de su chihuahua para siempre.

También hay algunas vacunas que se llevan a cabo sólo en casos excepcionales: la vacuna antirrábica, por ejemplo, que se realiza sólo en zonas en las que es posible que el perro entre en contacto con animales salvajes potencialmente infectados (principalmente las regiones fronterizas con Eslovenia y Austria), o si quieres llevar a tu amigo a otro estado, y luego a la redacción de su pasaporte.

Otros ejemplos pueden ser:

– la vacuna contra el coronavirus, que se recomienda cuando el cachorro vive en contacto con muchos perros o en ambientes insalubres.

-para la babesia, un parásito, que se lleva a cabo sólo cuando aparecen los primeros síntomas.

-para el herpesvirus, que se recomienda en las granjas porque puede provocar abortos o nacimientos de niños muertos.

Si quieres ir a comprobar las vacunas que le han puesto a tu peludo, en su cartilla sólo encontrarás el nombre comercial del medicamento, pero, introduciendo el nombre en internet en un buscador común, encontrarás toda la información que desees, o pregunta a tu veterinario.

Dado que el chihuahua cabeza de venado es muy pequeño, su reducido tamaño puede requerir el uso de incluso la mitad de la dosis de la vacuna que normalmente se envasa, pero no se alarme, ¡su amigo seguirá estando protegido y seguro!

 

Tenga en cuenta que se trata de directrices generales escritas por expertos, pero aún así debe confiar y seguir las indicaciones de su veterinario de confianza.

 

Si te interesa este artículo, puedes hacernos saber tu opinión y dejar un comentario a continuación.