Saltar al contenido

Cuidados de un Chihuahua Cabeza de Venado

Principales cuidados de un Chihuahua Cabeza de Venado

Los Chihuahuas son unos de los ejemplares caninos de raza pequeña más comunes en el mundo. A menudo se ven acompañando a sus amos introducidos en llamativos bolsos donde comparten con todos a su alrededor. Afortunadamente, los cuidados de un Chihuahua Cabeza de Venado, una de sus variedades más buscada, son muy sencillos y no requieren gran esfuerzo. Apúntalos a continuación.

Principales cuidados de un Chihuahua Cabeza de Venado

Cuidar un Chihuahua Cabeza de Venado

A primera vista, el Chihuahua Cabeza de Venado luce como un animal frágil y débil debido a su diminuto tamaño. Sin embargo, es una de las razas con mayor fortaleza, especialmente cuando viene de progenitores y camadas saludables. Como todo, es importante suministrar cuidados básicos que consiste en:

Alimentación balanceada

La alimentación adecuada es uno de los aspectos de mayor interés en esta raza. Debido a la contextura tan reducida y el metabolismo tan acelerado, es importante suministrar la cantidad necesaria para garantizar la nutrición y evitar la obesidad. Por ello, es importante tener en cuenta los siguientes factores:

  • Ofrecer una dieta balanceada que incluya carbohidratos, grasas saludables, proteínas, vitaminas y minerales. Esto es imprescindible en alimentación casera o comercial.
  • En caso de utilizar pienso, usar uno de calidad según la edad y peso del animal. Debe contener una fuente de proteína a base de res, pollo o carnero.
  • Debido al problema con la dentición de estos ejemplares, las croquetas comerciales seca es una opción saludable frente a la comida húmeda. Estas ayuda a mantener los dientes limpios y a prevenir la placa bacteriana.
  • Se puede suministrar comida casera incluyendo ingredientes de calidad.

Bajo ninguna circunstancias se les debe suministrar chocolate, uvas pasas, dulces, galletas, productos lácteos, entre otros. Muchos de estos son tóxicos y pueden perjudicar significativamente la salud.

Higiene

Otro aspecto de los cuidados del Chihuahua Cabeza de Venado es la higiene. Al ser un perro de raza pequeña, no se recomienda suministrar un baño frecuentemente. Cada cuatro o seis semanas será suficiente, dependerá mucho de las actividades realizadas. Algunas recomendaciones son:

  • Para la higiene del can es importante usar un champú especial para perros y que el agua esté a temperatura ambiente. Se debe secar con un paño para retirar el exceso de agua y culminar con un secador con el aire tibio, más no caliente.
  • Cepillar los dientes y usar aerosol dental para eliminar el sarro y la placa bacteriana que causa mal aliento. Cortar las uñas una vez al mes.
  • Diariamente limpiar con un paño húmedo los ojos y orejas para evitar la introducción de suciedad que pueda causar infecciones.
  • Si es un ejemplar de pelo largo cepillar dos o tres veces por semana. Por el contrario, si es de pelo corto, pasar un guante o un cepillo una vez a la semana para garantizar el brillo.

Parte de la higiene consiste en llevarlo al veterinario con frecuencia para someterlo a un esquema de vacunas y desparasitación. Asimismo, es una excelente manera de realizar despistajes de enfermedades hereditarias.

Ejercicios

Dentro de los cuidados del Chihuahua se debe incluir el ejercicio. Es una raza ideal para un estilo de vida urbano, por lo que se debe incluir dentro de la rutina paseos, juegos y actividades divertidas que le permitan entretenerse. De cachorro, es imprescindible el entrenamiento, la socialización y la colocación de límites, ya que puede desarrollar actitudes negativas.

Por ello, se deben realizar actividades físicas al aire libre con un arnés. Estas acciones deben ser cortas para evitar el colapso traqueal o problemas respiratorios. Se debe evitar salir los días que haya mucho calor y, en casos de hacerlo, mantenerlos hidratados en todo momento.

Consejos para potenciar los cuidados de un Chihuahua Cabeza de Venado

Consejos para cuidar un Chihuahua Cabeza de Venado

Además de los cuidados básicos, es importante tomar en cuenta la personalidad del can para hacerlo sentir cómodo y querido. Entre los consejos suministrados por los expertos se encuentran:

  • Para ayudarlos a regular la temperatura usa abrigo y ropa para Chihuahuas. Hay toda una industria de la moda con elementos que te pueden ayudar a mantenerlos calientes y cómodos, a pesar del clima.
  • Llévalo a parques, jardines o centros de entrenamientos especiales para la raza. Compartirán con otras mascotas, se sentirán seguros y drenaran energía, lo que será muy conveniente para la convivencia.
  • Evita los mimos en exceso ya que pueden desarrollar actitudes negativas, destructivas y molestas en la edad adulta. Esta raza se conoce por ser territorial y celosos, lo que puede dificultar la convivencia.
  • No son exigentes en cuanto a espacios, por lo que pueden vivir en un apartamento, casa grande o en cualquier estancia. Sin embargo, para reducir la ansiedad y nerviosismo, sacarlo a pasear es una excelente manera de hacerlos sentir feliz.

En conclusión, los cuidados del Chihuahua Cabeza de Venado son relativamente sencillos y prácticos. Son animales valientes, alegres, sociables y seguros cuando se entrenan desde pequeños. Para garantizar su bienestar, conviene llevarlos al veterinario, cuidar su alimentación y realizar actividades que estimulen su inteligencia.